Make your own free website on Tripod.com
Electroquimica

Home
Hechos a favor de la Electroquímica
¿Cómo nació la electroquímica?
Movimiento Eléctrico de Ion y Corriente
CORROSIÓN ELECTROQUÍMICA
Ejemplos de calculos
Ecuación de Nernst
Conclusiones Y Recomendaciones
¿Cómo nació la electroquímica?

electroq1.gif

Génesis.-
 En las postrimerías del año 1971 cuando
la Facultad de Ciencias de la ULA está a penas dando sus primeros pasos en el inhóspito camino de la Universidad tradicional, convulsionada por movimientos de renovación académica e intervenciones gubernamentales, el entonces Decano de la Facultad, Dr. Antonio Luis Cárdenas, apoya una política agresiva de contratación de un grupo nutrido de investigadores en diversas áreas de la ciencia, para darle vigor a ese incipiente fenómeno que era la Facultad que estaba presidiendo.
 El Departamento de Química, con el profesor Santiago Morales a la cabeza, contrata entonces a un joven investigador del Instituto de Investigaciones en Fisicoquímica Teórica y Aplicada (INIFTA) de
la Universidad de La Plata, Argentina. Ese joven era el Dr. Pedro Aragón, quien comenzó, al llegar, los trámites de creación del LABORATORIO DE ELECTROQUIMICA Y CORROSION (LEC), con el proyecto C-03-72 del CDCHT, el 12 de Febrero de 1972.

Desarrollo.-

 Como la mayoría de los grupos que existieron en la época, el LEC descansaba sobre las bases de personal contratado extranjero y así comenzó a absorber una buena parte de los estudiantes candidatos a tesistas, convirtiéndose en el grupo mas activo del Departamento entre los años 1972 – 77, hecho que es apoyado por la incorporación al grupo del Dr. Carlos Marschoff, también del INIFTA. En ese lapso, 1/3 de los egresados del Departamento de Química realizó su trabajo de tesis en Electroquímica y varios instructores del Departamento realizaron su trabajo de ascenso en el grupo. En 1975 se incorporan al grupo los profesores Santiago Morales (Venezolano) y Carlos Alciaturi (Uruguayo) para desarrollar su investigación en celdas de combustible y electrosíntesis orgánica, respectivamente. Entre 1975 y 76, ingresan como instructores contratados, adscritos al grupo los licenciados: José Luis Burguera, Carmen Mireya Rangel, Jairo Márquez  y Olga P. Márquez y asume el liderazgo del grupo el Dr. Marschoff, tras la partida del Dr. Aragón.

El árbol que da buenos frutos siempre recibe pedradas.-
En ese lapso de 1975 – 76, también se gesta un postgrado en Electroquímica, el cual fue aprobado por Consejo Universitario, recibiendo un fuerte apoyo del CONICIT. Ese proyecto fue revocado a solicitud de un sector que controlaba el Departamento de Química a finales de 1976 y comienzos de 1977. El Dr. Marschoff se trasladó a
la UCV a finales de 1976, aunque continuó atendiendo a sus estudiantes desde allí, lo que permitió que en el lapso 1978 – 79, un nutrido grupo de estudiantes culminó su tesis en el grupo y se publicaron varios trabajos en prestigiosas revistas científicas.
 No hay mal que por bien no venga.-
 A finales de 1977 el Departamento de Química está sumido en una crisis de luchas; el Dr. Alciaturi queda encargado del grupo de Electroquímica mientras los licenciados Jairo Márquez y Olga P. Márquez, para esa oportunidad profesores asistentes, se marchan a Inglaterra a realizar estudios de doctorado en Electroquímica con el compromiso de regresar a asumir las riendas del grupo. Esto abrió un lapso de parcial inactividad en el grupo, durante el cual una serie de acontecimientos afectan al  LEC:

1.-  Ocurre la mudanza del laboratorio desde las instalaciones de la Facultad de Ingeniería hasta el complejo de La Hechicera.

2.-  La Facultad de Ciencias prescinde de los servicios del Dr. Carlos Alciaturi, quedando el laboratorio y su equipamiento sin ningún control.

3.-  Dentro de la estructura que había adquirido el Departamento, uno de los grupos existentes se anexó el LEC, cambiando su propio nombre por el de “Electroquímica”, sin que este hecho fuese notificado a los integrantes del grupo que estaban de beca.

El rescate.-

El 3 de Septiembre de 1981, se reincorporan al Departamento los profesores Márquez, después de haber recibido su doctorado, encontrando un caos de lo que fue el LEC: en primer lugar, había que retomar las instalaciones y devolver su identidad al laboratorio. El material estaba disperso por varios laboratorios del Departamento de Química y otra parte estaba inadecuadamente almacenada en las instalaciones del LEC. El laboratorio estaba cerrado con cadenas y candado, con serias filtraciones que causaron daños a algunos equipos y la mayoría de los manuales. El material de vidrio estaba roto. Las oficinas estaban ocupadas por personas de otros grupos. Ante estas circunstancias y una crisis económica que se cierne sobre las Universidades Venezolanas, el grupo de Electroquímica asume su gran reto.